Invertir en publicidad

¿Cuál es el momento correcto para invertir en publicidad?

La publicidad es el medio para dar a conocer un producto, una marca y a la empresa ante el público. Es la forma primaria de hacerse notar entre la competencia y captar la atención de la clientela, pero muchas organizaciones tienen el mal concepto de que la publicidad es un gasto, de hecho, a nivel contable, está especificado como un gasto, aunque luego se retribuya con el incremento de las ventas. Pero, obviamente, del tipo de campaña publicitaria, de la calidad del anuncio y de los contenidos que en ella se expongan, dependerá el éxito de ésta.

Cuándo invertir en publicidad

Cuando se tienen ideas de pequeños negocios, llega el momento en que nos preguntamos cuando debemos invertir en hacerlo conocer. Por ello, si le preguntamos esto a un publicista su respuesta será que todo momento es bueno para invertir en ella, puesto que en todo momento se necesita de las ventas y del darse a conocer para poder posicionarse en el mercado y tener ganancias con lo que se produce. Pero realmente el momento idóneo para esto depende de la situación financiera de cada organización, de la disposición que se tenga para invertir en publicidad y del alcance que ésta tendrá en los medios que se utilicen para ponerla en marcha.

Invertir en momentos de crisis económica

El tema de la situación financiera es siempre un punto de quiebre en los contratos publicitarios. Muchas empresas, al ver que la crisis se agudiza, optan por prescindir de la publicidad, dejando de lado la premisa de que es una inversión y es allí donde más la catalogan como un gasto. Pero viéndolo desde otro punto, hay varios factores que hacen de un momento de crisis un tiempo idóneo para impulsarse con la publicidad.

La primera de estas premisas es que la publicidad sí funciona, de lo contrario, ninguna empresa invertiría dinero en ella y ésta no existiría. Más prueba de esto es que durante los tiempos de crisis, seguiremos presenciando comerciales en los canales de televisión y emisoras de radio y los publicistas no paran de trabajar. Aunque la situación general de la economía sea precaria, siempre habrá anuncios publicitarios. Tenga en cuenta que si usted no hace publicidad, otros sí lo harán, se darán a conocer y el público se verá atraído por ellos y no por su negocio.

La publicidad crea demanda, cuando hay este tipo de declives económicos, las personas van a buscar alternativas para satisfacer sus necesidades. Por ello, durante la crisis, es uno de esos momentos perfectos para invertir en publicidad, haciéndose ver entre el público como una de esas alternativas que otros no están ofreciendo, llamando público, haciendo también que el producto que se ofrece aumente en su demanda.

Pero no solo en la crisis, sino en todo momento en que se necesite dar a conocer un producto, posicionar una marca y buscar incremento en las ventas. La publicidad es viable y nunca dejará de ser una inversión para ser un gasto.