La mejor forma de aprender SEO es experimentando

SEO Experimentos

En la actualidad proliferan los cursos de SEO en español, lo que está muy bien ya que hasta no hace mucho era imposible aprender esta disciplina en nuestro idioma, más allá de los foros, en los cuales no se suele profundizar demasiado.

Estos cursos están muy bien porque hay variedad, de manera que se puede aprender distintos tipos de SEO, desde el más suave o white al más agresivo o black hat, que es el que más gusta a los usuarios.

Para aprender SEO hay que experimentar

Como ya he dicho, los cursos están muy bien, pero llega un momento en el que uno tiene que aprender por sí mismo, es decir, que tiene que comenzar a experimentar las técnicas que ha aprendido y a probar variantes para ver qué funciona.

Los alumnos de los cursos, entre los que me incluyo, tenemos tendencia a ver y ver vídeos, tomar notas, pero luego no aplicamos lo aprendido, quizá por el temor a no saber lo suficiente, temor que nos bloquea y hace que no avancemos en nuestros proyectos.

De esta forma, tenemos amplios conocimientos técnicos, pero pocos conocimientos prácticos, lo que nos lleva a no lograr ganancias mientras estamos  haciendo el curso.

No uses proyectos principales para hacer experimentos

A la hora de hacer experimentos hay que usar la cabeza, lo que significa que los experimentos nunca se hacen con los proyectos principales, aquellos proyectos que nos dan dinero o que pensamos que nos lo pueden dar en el futuro.

Mi recomendación, para los experimentos, es que compréis varios dominios y ahí empecéis a aplicar lo que habéis aprendido y a cambiar las técnicas. Otra buena forma de aprender es forzar las técnicas de SEO, para ver hasta donde una página puede aguantar sin ser penalizada. Además, si la penalizan no pasa nada porque podéis experimentar cómo sacarla de ahí, bien haciendo caso de las indicaciones de Google o bien mediante redirecciones.

Hay que documentarlo todo

Para que los experimentos sirvan hay que documentarlo todo. De nada sirve experimentar si no vamos apuntando lo que vamos haciendo y los resultados. La memoria es muy frágil y con el paso de las semanas se nos va a ir olvidando lo que hemos ido haciendo.

Lo mejor es tener un Excel, en el que iremos anotando las acciones que llevamos a cabo con las fechas, para así poder ver cómo va redireccionando el blog o la página a lo que vamos haciendo.

Esto nos va a servir para poder sacar conclusiones de nuestros experimentos, viendo lo que podemos replicar en nuestros proyectos principales y lo que nunca tenemos que hacer si no queremos acabar en el limbo del buscador, penalizados para siempre y perdiendo el proyecto.